6.1.10

the party is over (oh so over)




ahora mismo puedo verlo afuera si me asomo a la ventana


se sienta y me observa
del otro lado de la niebla y de los ladridos de los perros
hasta que tomo un periódico y lo enrollo
y
como golpeando a una mosca
golpeo el vidrio frágil de la duda.

entonces se puede escuchar su grito en toda la ciudad
/grito absurdo en esta ciudad absurda/
luego se va
y deja el sabor amargo del desconcierto en las encías.

{corazón imposible, necesito que lo sepas:
si un día de verdad se acaba la tinta de mi cuerpo
la única manera de terminar un poema como éste

-el poema enardecido, insensato que es nuestro amor-
sería un silencio abrupto y definitivo}

7 comentarios:

iz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
iz dijo...

el texto está levemente basado en el poema "love & fame & death", de bukowski.

Nicaprio dijo...

¿Cómo hacerle, para escribir como tú, esas cosas sencillas, pero con deje de irrealidad, en vez de concentrarse en lo crudo, y ponerse a llorar?

alonso ruvalcaba dijo...

o también:

recordar los raves de 1993, 1994 y a saít como a las 11 de la mañana, no sé en qué drogas ya, él también insensato y enardecido, moviendo un puño en el aire y gritando y partiéndose la garganta: uuuuuu!!! y luego noseacaba noseacabaaaaaa!!!

que no se acabe.

alonso ruvalcaba dijo...

(ah, y me gusta lo que hiciste con las fotos: ¿mantenerlas en mente?

;o)

)

iz dijo...

quetzal: yo casi diario hago eso que dices de concentrarme en la realidad. y lo de llorar lo hago un día sí y un día no. nche costumbre, ¿no?

iz dijo...

alón: sí, intenté tenerlas en mente. eso y pensar en las últimas horas de esas fiestas que uno quisiera que no se terminaran :o(

comensales

gepda

gepda
adopta, no compres!