21.11.08

private literature

Life is a rough biography. Memories smooth out the edges.
~Dante G. Roque


Ya lo pensaba yo desde la semana pasada, y el miércoles Hayden White -en su inmensa y dulce sabiduría histórica- me lo confirmó: construimos recuerdos. Mezclamos nuestros ingredientes favoritos para darle a las memorias el sabor que deseamos, les ponemos sal y pimienta al gusto, especias traídas desde tierras exóticas y lejanas. Endulzamos los besos amargos, le damos un toque amargo a momento que nos empalagaron, inventamos detalles que hagan más interesante nuestra historia personal, olvidamos el dolor que nos causó alguien a quien nos resistimos a dejar de querer y agregamos chispas de colores que vuelvan inolvidables los días que fueron demasiado grises, demasiado olvidables.

¿Quién no se ha sorprendido a sí mismo modificando recuerdos hasta el punto en que sus creaciones sustituyen por completo la manera en que sucedieron las cosas realmente? Pero está bien, este trabajo artesanal de elaboración de recuerdos -además de inevitable- es una manera afortunada de andar por la vida (y ¿por qué no? de inventarnos un pasado feliz).

1 comentario:

Ukumene dijo...

Y también inventarnos un presente feliz... o como Edmundo O' Gorman dijo "estimular una conciencia histórica en paz consigo misma" (1963) ya sea colectiva o personal... el pasado lo vivimos en el presente.

comensales

gepda

gepda
adopta, no compres!