24.7.08

Diario con fechas de Isabel Zapata VII


Dicen que soy necia. A mí mamá, por ejemplo, siempre le impresionó la cantidad de veces que podía ver la misma película. Decía que, de niña, muchas veces vi "Alicia en el país de las maravillas" tres veces en un día. Me encantaba la escena del gato en el árbol y la de los gemelos que bailan en el bosque. Otra parte buenísima es la del final, con la reina de corazones (como alejandra guzmán). Total que yo la ponía y la ponía hasta que quedaba dormida viéndola. Y ahí de quien osara intentar quitarla. Mi furia -que era mucha- se desataba. Y lo más grave del asunto era que en aquella época la alquilábamos del videocentro que estaba por la casa (que luego se convirtió en marcovideocentro y luego en una tienda de sony) y cuando era momento de devolverla yo hacía una pataleta.

Otra película que vi una cantidad absurda de veces es "Las brujas". ¡Era lo máximo! Había algunas partes en la que temía, como cuando las brujas en cuestión, estando en su congreso, se descubren las caras y los pies. También me acuerdo de una parte en que, como castigo, metían a alguien a un cuadro. Terror. !Ah!, muy importante: La frase célebre de la película era: "¡Las bruuuujas, trabaaaajan con MAAAAGIA!". Amo a Anjelica Huston desde entonces.

Pero no todo eran películas para niños. Mi madre era lo suficientemente intensa como para ponerme a ver "Dreams", una peli basada en 8 sueños que supuestamente tuvo Kurosawa, a los siete u ocho años. Y bueno, yo era lo suficientemente intensa como para disfrutarla. Llevo harto tiempo sin verla, pero me acuerdo vagamente de algunas escenas que me gustaba repetir y repetir, como la de un chavito que se le escapaba a su mamá para ir a visitar a los zorros. Stop/rewind/play. Stop/rewind/play. Stop/rewind/play. Otra con la que también hacía eso es la de "El oso", que se trataba de un osito bebé muy simpático. Creo que esa casi no tenía diálogos. Muy sofis.

Unas menos sofis pero que también eran mi máximo son las de la india María. Hasta me llevaban a verlas al cine de la linterna mágica y me compraban palomitas y refresco. Con eso y con "La risa en vacaciones", en todas sus versiones, reía incansablemente.

4 comentarios:

GRANDE. dijo...

Yo también vi muchas veces Las Brujas, me gustaba el laberinto para ratones que hacían con dinero al final; de chico la que más vi fue Robin Hood (Disney), después repetí mil veces la primera de Indiana Jones y Jurassic Park.

carlos dijo...

es verdat! no debe haber peor castigo que vivir encerrado en un cuadro... robin hood era mi favorita de disney (el torneo de arco y el zafarrancho que le siguen son la onda). y pa miedos, que me dicen de pinocho, cuando se convierten todos los niños en burros (viendo eso a forziori te portabas bien). me daba harto temor pero bien que la veía y la veía...

IZ dijo...

es que el harto temor, cuando llegas a cierta edad, es bien chido. más chico no, porque te da pesadillas (a mí me pasaba con la película esa de freddy algo, un monstruo de largas uñas verdes)

maipy dijo...

Jajaja, yo a huevo Ls Brujas, era lo mejoooor!! Y lo mejor era imitar con algún objeto puntiagudo que cupiera en el dedo índice: 'las bru-jas tra-ba-jan con magiaaa!'
yeah.... Robin Hood y La Espada en la Piedra (jí qué bueno, ojalá y sea de gravedad') y también Jurassic Park. Y no mamen, Querida, Encogí a los Niños!! Recién la vi por el mágico On Demand! uuu! búsquenla!

comensales

gepda

gepda
adopta, no compres!