24.9.07

yo no sé de dónde soy, mi casa está en la frontera

Jorge Drexler es una delicia musical. Sabe mezclar como nadie letras sencillas y profundas con ritmos eclécticos y propositivos. La textura de su voz, pan recién horneado, provoca movimientos telúricos en los cimientos de quienes lo escuchamos.

Su concierto de ayer es el segundo al que voy. El teatro de la ciudad es increíble, aunque creo que, para música como la suya, el lunario del auditorio es un mejor lugar (ahí fue su concierto pasado). Había varios músicos con él, y las dos horas se me pasaron volando. Tocó casi todas las canciones de su último disco -12 segundos de oscuridad- y algunas del pasado -eco-.

Hace mucho no me gustaba tanto un concierto. Ahí les dejo su foto (es guapérrimo) y la recomendación de que le echen un ojo a este talentoso músico uruguayo.

2 comentarios:

Roger Aleph dijo...

el tal Jorge no me pareció tan bueno... había oido de él pero no lo había escuchado... tal vez ya conoces este sitio, pero sino... checalo, puedes bajar muy buena música
http://diezauno.blogspot.com/
saludos

Ysusi dijo...

Su concierto pasado fue en el Lunario del Auditorio, no inventes que el salón 21 es mejor para alguna cosa...

comensales

gepda

gepda
adopta, no compres!