23.7.06

Las calles

de Buenos Aires ya son mi entraña. No las ávidas calles, incómodas de turba y ajetreo, sino las calles desganadas del barrio, casi invisibles de habituales, enternecidas de penumbra y de ocaso y aquellas más afuera ajenas de árboles piadosos donde austeras casitas apenas se aventuran, abrumadas por inmortales distancias, a perderse en la honda visión de cielo y llanura. Son para el solitario una promesa, porque millares de almas singulares las pueblan, únicas ante Dios y en el tiempo y sin duda preciosas. Hacia el Oeste, el Norte y el Sur se han desplegado -y son también la patria- las calles; ojalá en los versos que trazo estén esas banderas.
-JLB

2 comentarios:

Dushka dijo...

Isa,

Nos antojas mucho ir a conocer Buenos Aires. Mientras tanto, ya viste cuantas menciones de tu nombre en mi blog, en la pagina titulada "pass it on"? creo que te va a divertir mucho.

Anónimo dijo...

dush, puedes recordarme la dirección de tu blog? mi compu la recordaba, pero ahora que veo creo que se le olvidó...

is

comensales

gepda

gepda
adopta, no compres!